Mi vida de Caster sin mapa ni instrucciones

No me gusta conducir. Bueno, rectifico. Me gusta conducir pero no me gusta perderme. Confieso que no entiendo los mapas. Tampoco las instrucciones, ni los manuales. Yo soy digamos que ‘intuitiva’ y luego lo monto todo al revés. Con los muebles de Ikea ya ni lo intento. Así que al ver el reto de Quinny me dije: ¿Seré capaz? “Todo es posible en la vida. Hay que intentarlo. Tu eres una Quinny Caster. A por ello”. Lo primero que hice fue grabar un vídeo al abrir la caja, empecé a sacar piezas y al ver la magnitud de lo que me esperaba me fui a una reunión de trabajo.

Al volver me encontré a mi suegro en casa y la Zapp Xtra montada. ¿Y ahora cómo explico el primer reto? Pues he entrevistado a mi suegro para que os lo explique él:

¿Sr. Suegro le ha costado mucho montar la Zapp Xtra?

Nada, ha sido facilísimo, click y clack

¿Sería usted capaz de explicarme cómo funciona?

Claro, le das aquí y palante, le das allá y patrás. Aquí tienes el freno y aquí lo quitas

¿Cuánto tiempo ha tardado en montarla?

3 minutos

¿Sería tan amable de colgarme una estantería que tengo en el baño?

Claro, dónde están los tornillos.

 

Y eso es todo ¡Hasta el próximo reto!

 

Zapp Xtra