Pasear y jugar en el Parc Central de Jean Nouvel en Barcelona

Barcelona esconde tesoros arquitectónicos únicos para compartir con nuestros hijos. En el corazón del distrito tecnológico 22@en el barrio de Poblenou (Av. Diagonal, 130), el arquitecto francés Jean Nouvel ha dejado su huella no solo con la famosa Torre Agbar sino con el precioso Parc Central, una  joya naturalista que combina una gran diversidad de ambientes.

Resulta ideal para pasear con los peques. Lo inauguraron la primavera de 2008, justo cuando estaba embarazada de Jorge, mi primer hijo. Con los años la vegetación se ha vuelto frondosa y ahora nos acoge en un remanso de paz.

Tiene de todo para pasar una mañana o tarde agradable con los peques. Pensad que son 55.000 m2 de superficie repartidos en cuatro calles unidas por su vegetación. Cada día cuando pasamos por delante del muro perimetral que lo cobija admiramos su preciosa buganvilla que ahora ya ha crecido y destila ese precioso color fucsia y olor de primavera.

El acceso al interior se hace por unas imponentes puertas de formas gaudinianas. A Jorge le gustan los pájaros que pueblan sus ventanales. En el centro del parque está la plaza de la Sardana un lugar de encuentro rodeado de cabañas para que jueguen nuestros pequeños.

Fijaros en el aspecto lunar de todas sus sillas y farolas, incluso las papeleras tienen este diseño. Además hay una zona de rocas volcánicas muy acorde con este concepto lunar. Encontraréis también sauces, lianas y flores en diferentes hábitats para disfrutar de un buen descanso a la sombra  y rodeados por una espesa vegetación.

Hoy he ido con Valentina y, además de pasar un rato súper agradable paseando, hemos hecho las fotos de arriba con nuestra flamante Zapp Xtra de Quinny. ¡Espero que os gusten!

Zapp Xtra